Conoce el Síndrome de Ulises y sus Principales Causas

El síndrome de Ulises se trata de un trastorno de estrés característico de las personas inmigrantes. Se encuentra relacionado con las diversas vivencias en las que la persona debe someterse a duelo y también de cada obstáculo que debe ir superando para lograr la adaptación al nuevo lugar.

Existe una gran relación entre la salud de la mente y el estrés social, de hecho son temas que son bastantes investigados hoy en día. No hay duda alguna de que algo que está contribuyendo últimamente en gran medida al estrés mental son las migraciones.

La acción de emigrar forma parte de muchas personas en la actualidad, y éstas deben pasar por diversos niveles de estrés de gran intensidad que puede hasta ser superiores a toda capacidad de adaptación que tiene cada persona. Por lo tanto, estos son los individuos más propensos a padecer de este síndrome.

Síndrome de Ulises y sus consecuencias

Este síndrome también es conocido como síndrome de estrés crónico y múltiple, uno de los factores que más suelen influir a que aparezca este trastorno es la poca disponibilidad de recursos económicos para poder vivir en el nuevo sitio.

Asimismo, existen 7 duelos por los que debe pasar las personas al emigrar, los cuales están relacionados con el síndrome de Ulises:

  • El idioma, la lengua.
  • El estatus social, el trabajo, la casa, la sanidad, las oportunidades, los papeles.
  • Los riesgos que puede sufrir a nivel físico ya sea en el transcurso del viaje, en un accidente laboral, por persecución.
  • La familia, amigos, conocidos, especialmente cuando se han tenido que separar forzosamente de hijos que tienen poca edad.
  • Los valores, la cultura, las costumbres.
  • El contacto con las personas del nuevo lugar, de la cuales puede recibir prejuicios, racismo, xenofobia.
  • Los olores, la temperatura, los paisajes, la tierra, la luminosidad, los colores.

Causas del síndrome de Ulises

 Síntomas del síndrome de Ulises

  • La tristeza: La persona se siente fracasada, desamparada, empieza a desistir como consecuencia de los diferentes duelos que debe afrontar al emigrar.
  • La culpa: Esta es expresada con poca frecuencia y menor intensidad en los lugares que no son occidentales ya que el ser humano no es considerado como centro del universo sino que es una parte más de la naturaleza.
  • El llanto: Cuando la persona siente que está al límite, llora, sin importar que sea hombre o mujer aunque los hombres por cultura están más educados para controlar el llanto.
  • Pensamientos de muerte: A veces hay factores que llegan a estresar hasta tal punto que el inmigrante llega a tener ideas de muerte, sin embargo muchos logran tener esperanza para seguir con sus vidas; además el tema religioso suele también ser una razón por las cuales el individuo se ve frenado en estas ideas.
  • Irritabilidad: Es un síntoma poco usual, de hecho los inmigrantes de la cultura oriental tienen menor posibilidad de padecer de este síntoma por el hecho de que pueden controlar mejor la forma en que expresan sus emociones. La irritabilidad se presenta más en menores, es decir en personas jóvenes.
  • Nervios, tensión: Esto es bastante común y es producto del esfuerzo y el combate que está llevando a cabo el inmigrante para superar cada obstáculo que se le atraviese.
  • Insomnio: Debido a que el individuo frecuentemente se encuentra preocupado, se le hace más difícil dormir. De por sí, la noche es la parte del día más complicada para todo inmigrante debido a que allí empiezan a recordar cosas, se sienten solos, se hace más notorio que están lejos de sus familiares y amigos.
  • Preocupaciones: Inmigrar es un acto bastante complejo y puede ser dificultoso para muchos, por lo que hay un montón de variables difíciles de integrar. Asimismo, la persona deberás tomar decisiones, muchas de estas de gran gravedad y en un tiempo corto, no precisan lo necesario para analizarlo bien, y todo esto hace que tengan tensiones.
  • Fatiga: La energía está directamente relacionada a la motivación, y cuando una persona se encuentra por tiempos prolongados en una situación a la cual no le halla solución, tiende a disminuir sus fuerzas.
  • Dolores de cabeza: Es un síntoma bastante frecuente, de los más característicos del síndrome de Ulises, el dolor de cabeza se presente más en los inmigrantes que en los ciudadanos naturales bajo una situación de estrés.

Síntomas del síndrome de Ulises

Las causas del síndrome de Ulises

Las causas en sí del síndrome de Ulises son las distintas dificultades que cada inmigrante debe atravesar, tales como:

  • Separase de sus seres queridos tales como padres, hermanos, hijos, parejas, amigos, lo cual lo hace sentirse muy solo y con la inquietud de si se volverán a reencontrar.
  • Sentir terror y miedo que a lo deporten, lo detengan, lo maltraten, a no poder defenderse.
  • Pocas oportunidades disponibles, ya sea en el campo laboral, para poder ingresar al sistema de salud, para integrarse a la sociedad, para la obtención de los papeles, para tener vivienda. Esto lo hace sentir como fracasado.
  • Tener que luchar para sobrevivir, ya que el individuo debe tener donde comer y donde dormir.
  • Aprender la lengua del nuevo lugar, además de que también se pierde un poco la costumbre de la lengua materna.
  • Acostumbrarse a los nuevos olores, paisajes, colores, el clima, haciendo énfasis en este último ya que puede ser complicado la adaptación a un clima nuevo.
  • El riesgo que sufre la integridad física del individuo, esto comienza desde el momento en que comienza el viaje, especialmente en las personas que viajan sin papeles legales o viajan en nombre de alguna mafia. Asimismo, también está la posibilidad de recibir un mal trato, desarrollar enfermedades, padecer de mal nutrición, e inclusive hasta de ser abusado sexualmente.
  • La adaptación a una nueva cultura, costumbres, gastronomía, valores, fiestas, religión.
  • El rechazo, la xenofobia, el racismo por formar parte de alguna cultura distinta a la autóctona.
  • Aunque el inmigrante tuviese un estatus social alto en su país de origen, en el nuevo país eso cambia ya que tendrá menos prioridad para conseguir trabajo, vivienda, papeles, acceso a los servicios públicos.

Dejar un comentario