Los 5 Tratamientos más Efectivos para la Depresión

La depresión afecta a un gran porcentaje de la población mundial, sin embargo hay que saber distinguir muy bien cuándo estás realmente deprimido de cuando estás solamente pasando por un momento de tristeza o teniendo un estado de ánimo bajo.

La depresión la cual también se denomina como depresión unipolar, es un trastorno emocional inclusive hasta mental que puede llegar a ocasionar que la persona se sienta triste frecuentemente y sin ningún tipo de interés en vivir su vida y realizar las diferentes actividades típicas del día a día.

La misma influye en los sentimientos, la manera en que se comporta y piensa el individuo; y puede llegar hasta el punto de también acarrear consecuencias físicas más allá de lo emocional. Y el motivo principal por el cual la persona no se desempeña óptimamente en su rutina es porque la misma no tiene ni ganas de seguir viviendo.

Esto no se trata de una tristeza temporal, que pasa al poco tiempo; la depresión es mucho más que eso, no solo se basa en sentirse débil y además no es tan sencilla ni rápida la recuperación de ésta. Generalmente el tratamiento que requiere la depresión dura un tiempo prolongado. No obstante, nunca hay que desanimarse ya que hay muchas maneras de salir de la depresión.

  Factores de riesgo de la depresión

Un gran error que suelen cometer las personas que sufren de depresión es que nunca asisten a donde un especialista para que los evalúe, ya que consideran que solo se trata de que se sienten tristes y pasará rápido cuando no es así, por lo tanto es sumamente importante tener conocimiento sobre los diferentes síntomas que se pueden presentar cuando se padece de depresión.

Síntomas de la depresión

En ocasiones, la depresión solo se presenta una vez en toda la vida de una persona, sin embargo hay excepciones de esto y por lo tanto es posible que la depresión se repita varias veces. En cada episodio de ésta, los síntomas se sienten la mayor parte del tiempo y a diario. Entre los síntomas más comunes y destacados de este trastorno se encuentran:

  • Sueño alterado, lo cual vendría siendo como problemas para conciliar el sueño, insomnio o incluso dormir más tiempo de lo debido.
  • Enojarse, irritarse o frustrarse con mucha frecuencia y la mayoría de las veces por cosas que no son tan importantes.
  • Sentirse muy triste, llorar mucho, no tener esperanza alguna y considerarse completamente vacío.
  • Estar desinteresado por gran cantidad de actividades que se suelen realizar a diario, incluyendo los hobbies, deportes y hasta tener relaciones sexuales.
  • Sentirse inapetente y adelgazar, o todo lo contrario, tener mucha hambre e incrementar de peso considerablemente.
  • Fatiga, tener poca energía, motivos por los cuales hasta la actividad más sencilla precisará que la persona se esfuerce mucho más.
  • Estar muy ansioso, inquieto o nervioso.
  • Sentirse inútil, culpable, centrar la atención solamente en los errores del pasado y auto-criticarse.
  • Razonamiento, gesticular y hablar de manera muy lenta.
  • Complicación cuando se debe concentrar, pensar, recordar y hacer elecciones.
  • Molestias físicas sin motivo alguno, tales como dolor de cabeza o dolor de espalda.
  • Pensar con mucha frecuencia en la muerte, en suicidarse.

Tratamientos para la depresión

Factores de riesgo de la depresión

En la mayoría de los casos la depresión se presenta en la etapa de la adolescencia, aunque también es posible que lo haga más temprana edad o posterior a esta etapa. Este trastorno es mucho más usual en las mujeres que en los hombres, aunque también es posible que se tenga este aproximado por el hecho de que las mujeres están más abiertas a recibir tratamiento.

Hay diversos factores de riesgo que pueden incrementar la posibilidad de tener depresión, entre los cuales se encuentran:

  • Experiencias de mucho drama o estrés, como ser abusado sexualmente, ser maltratado físicamente, la pérdida de un ser preciado, complicaciones en las relaciones, dificultades económicas.
  • Determinadas características de la personalidad, tal como ser muy dependiente de otra persona, problemas con la autoestima, criticarse negativamente y tener pensamientos pesimistas.
  • Familiares que han sufrido de depresión con anterioridad, que han sido alcohólicos, se han suicidado o han tenido tendencias suicidas o que sean bipolares.
  • Pertenecer a una comunidad sexual diferente al resto, tal como ser gay, lesbiana, bisexual; o transgénero. También puede darse el caso de tener problemas en los genitales al momento que estos se desarrollaron, lo cual conlleva a ser intersexual y por ende no se tienen genitales ni femeninos ni masculinos. Todo esto es muy probable que cause la gente se aleje del individuo y el mismo no se sienta apoyado.
  • Tomar demasiado alcohol o consumir drogas.
  • Haber experimentado con anterioridad otros problemas de salud mental, como la ansiedad, estrés.
  • El consumo de ciertos médicamente, especialmente los que son especializados para controlar los niveles de la tensión arterial y las pastillas para dormir.
  • Enfermedades de gran gravedad o crónicas, como accidentes cerebrovasculares, cáncer o enfermedades cardíacas.

Síntomas de la depresión

Tratamientos para la depresión

  • Terapia psicológica: Lo primero que se debe hacer es asistir a donde un psicólogo, para allí recibir la terapia y el apoyo adecuado que te facilitará todo ese proceso de recuperación. Entre las terapias que más se suelen aplicar en este tipo de casos se encuentran la terapia cognitiva conductual y la psicoterapia personal. Cabe destacar que la terapia va a durar dependiendo de la intensidad de la depresión.
  • Medicamentos: Los medicamentos solo suelen ser sugeridos cuando la depresión ya es demasiado grave, por lo que quienes están depresivos levemente no se les emplea este tipo de tratamiento. Por lo tanto, los medicamentos se recetan en caso tal de que a la persona no le hayan funcionado otras terapias o que anteriormente haya estado depresivo con igual intensidad. Esto significa que esta es la última opción a considerar.
  • Hacer actividad física: Está comprobado el realizar actividad física regularmente puede ayudar a la persona a sentirse mejor, no solo físicamente sino que también mentalmente. Cuando las personas está deprimidas, la realización de 40 minutos de ejercicio por tres veces a la semana por un lapso de 12 semanas en total les viene de maravilla ya que hará que la depresión disminuya.
  • Hierba de San Juan: Cuenta con propiedades que contrarrestan la depresión, y de hecho su efectividad está comprobada hasta científicamente. No obstante, es importante primero consultar con un experto antes de consumirla ya que puede interferir en el efecto de otros medicamentos que estés consumiendo.
  • Autoayuda: La autoayuda debe ser guiada, y la finalidad de esta es que aprendas a controlarte y a ser capaz de manejar los diversos síntomas característicos de los cuadros depresivos. En este tipo de tratamiento se hace uso de libros y también de material digital. Está certificado que la autoayuda es excelente para las personas que tienen depresión a una intensidad leve o moderada.

Dejar un comentario