Conoce las Razones para Purificar tu Espacio Vital

Aunque muchos piensen que el término de espacio vital fue inventado por Hitler con el propósito de apoderarse del espacio vital que garantizaría a su pueblo el territorio suficiente para poder desarrollarse. Sin embargo, este concepto es mucho más que eso, y es aplicable en el ámbito de la psicología.

En el contexto de la psicología, el término de espacio vital hace referencia a la zona de seguridad que tiene una persona, es decir ese centro íntimo y personal que solamente le pertenece y en donde puede compartir sus anhelos e inquietudes con otras personas.

Personas que por consiguiente, igualmente están formando parte de ese espacio vital como consecuencia del vínculo de proximidad. Es conveniente hacer énfasis en que es un espacio bastante cómoda, el cual puede evolucionar y cambiar con el transcurrir de los años por el trayecto vital que va recorriendo el individuo.

  Maneras de obtener espacio vital

Considera al espacio vital como tu lugar en este mundo, ese sitio en donde realmente te puedes sentir que eres tú mismo y experimentar una seguridad rebosante. Por lo tanto, podría considerarse al espacio vital como el lugar en donde te refugias luego de experimentar alguna experiencia traumática o luego de que hayas tenido un día de trabajo lleno de mucho estrés. Por consiguiente, descansas en ese lugar tan confortable que está marcado por una rutina que se puede predecir pero aun así tiene un significa especial para ti.

El espacio vital te da seguridad

El espacio vital y la relación respecto a la confianza que se tiene con las demás personas se puede mostrar mediante el lenguaje corporal. Está el caso en el que dos personas se tienen confianza y están cómodos a nivel físico cuando están cerca entre sí, por esto es totalmente normal que vayan a caminar por la calle sin que dejen mucho espacio de distancia entre ambas.

Otro buen ejemplo del espacio vital podría ser en un banco de algún parque en el que se puede conversar, no obstante, cuando la relación entre las personas no es cercana, la distancia a nivel físico es más grande ya que físicamente te sientes invadido cuando la otra persona excede tus límites propios de tu espacio de seguridad.

En los casos cuando se tiene demasiada confianza con otra persona, es posible demostrarle con gestos, como un abrazo por ejemplo; a diferencia de cuando apenas te están presentando a alguien, te es suficiente con darle un apretón de manos ya que este es el saludo común para este tipo de ocasión. Por esto, ante desconocidos se guarda una distancia prudente.

Inclusive, si el espacio vital es analizado desde un punto de vista metafórico, la casa es una representación de la fuerza del espacio vital, ya que es el ambiente en el cual la persona se puede sentir en su máximo ambiente de intimidad, por lo que estará en un gran estado de pureza.

Un sitio repleto de recuerdos, tales como lo son las fotografías e igualmente lleno de tonalidades personales ya que el estilo y la decoración son escogidos para darle vida al hogar, así se vivifica una casa con la esencia propia de la persona que vive allí.

Seguridad con el espacio vital

El comportamiento y el espacio vital

La conducta es la función de una persona en su entorno, y estos dos elementos pueden variar y son dependientes entre sí. Una persona es capaz de percibir su entorno dependiendo de su personalidad, del estado de desarrollo y sus conocimientos; por esto es que si el entorno está inestable, la persona se sentirá inestable. Para entender completamente la manera en la que se comportan las personas, se necesita saber que todos los factores del ambiente y los factores personas interactúan entre sí, y a esto se le denomina como espacio vital.

Esto significa que el comportamiento es una función del espacio vital y no solamente puede responder a los estímulos físicos dado a que igualmente el espacio vital está conformado por factores que no son físicos, por las necesidades, por las motivaciones y otros componentes psicológicos de la persona.

Para una mejor explicación del funcionamiento del espacio vital, Lewin construyó dos mapas del comportamiento de una persona actuando en una determinado circunstancia y contexto.

Uno de los mapas es una representación del espacio vital en donde se indican los objetivos que la persona puede lograr, y los posibles obstáculos que pueden interponerse en el camino para alcanzar la meta.

El otro mapa, es una representación de las fuerzan que tienen efecto sobre la persona y que hacen que ésta se acerque o se aleje de la meta. Cabe destacar que en el espacio vital los objetivos poseen valencia de atracción o positivas y de rechazo o negativas.

El resultado que da la unión de todas las fuerzas conlleva a que se oriente la conducta, y en cuanto a los obstáculos que se atraviesan entre la persona y la meta lo que hacen es generar frustración.

El espacio vital incorpora a la persona como un ser orgánico, al entorno en el que vive, a su aspecto a nivel psicológico, a sus experiencias objetivas, a sus relaciones sociales y a otros factores que tienden a actuar de manera interdependiente.

¿Por qué purificar tu espacio vital?

Primeramente, ten en cuenta que el espacio vital lleva este nombre justamente porque es vital. El espacio vital podría decirse que es todo ese espacio alrededor de tu cuerpo, el que es abarcado al extender tus brazos y girar. Este espacio es sumamente importante para ti ya que es útil para tu equilibrio y para tu bienestar. Asimismo, tú como personas necesitas de vez en cuando estar con tu propia compañía  disfrutando y en silencio.

Ventajas con el espacio vital

Precisas de tu espacio vital para que respires y resuelvas por tu propia cuenta los problemas que te puedan pasar. En ocasiones vas a necesitar tener tu espacio, ya sea para respirar, para que te relajes o para tener contacto contigo mismo, y por supuesto que está bien que tengas la necesidad de alejarte de la multitud y no permitir que tu malestar o sensación sea el foco de atención de las personas del lugar; lo mejor en esos casos es que te aísles y centres tu atención en ti, en lo que sientes para que así puedas resolverlo.

Tener tiempo contigo mismo es una gran forma de recargarte, para que luego puedas salir y compartir con otras personas; inclusive hasta las personas más extrovertidas también necesitan de un tiempo a solas.

Dejar un comentario