Todo lo que Debes Saber Sobre el Embarazo Psicológico

Embarazo psicológico es el término médico para un embarazo falso o lo que algunas personas llaman embarazo fantasma. El embarazo psicológico se caracteriza por los síntomas típicos del embarazo, que incluyen aumento de peso, crecimiento del abdomen, náuseas, irritabilidad y dolor de espalda; todos los signos de estar embarazada sin tener realmente un bebé.

La intuición de una mujer es algo grandioso. La mayoría de las mujeres saben que están embarazadas antes de llegar lo suficientemente lejos como para hacerse un examen. Conocen sus cuerpos y cuando algo es diferente pueden sentirlo. Pero, ¿Qué pasa con un embarazo fantasma? Hay momentos en que incluso la intuición de una mujer está apagada y su cuerpo le dice que está embarazada, cuando, de hecho, no lo está. Este es un fenómeno llamado embarazo psicológico.

Contrariamente a los que muchas personas creen, el embarazo psicológico no solo se  encuentra en las mujeres sino también en los hombres. Cuando un hombre sufre un embarazo psicológico, generalmente se llama embarazo empático. Esto es más común cuando su pareja está embarazada y está lidiando con los dolores y molestias normales asociados con el embarazo.

¿Qué causa el embarazo psicológico?

El embarazo psicológico es muy raro que se presente, por lo que los médicos aún están tratando de reconstruir la causa raíz de la afección. Algunos creen que la causa es física, mientras que otros creen que es psicológica.

Qué causa el embarazo psicológico

Los problemas que pueden conllevar a un embarazo psicológico incluyen:

  • Aborto espontáneo (generalmente más de uno).
  • Pérdida de un bebé.
  • Colapso mental.

Además, también hay causas físicas reales que incluyen tumores de ovario y un desequilibrio químico en el cerebro que de alguna manera ‘engaña’ al cuerpo para que pienses que estás embarazada.

De todas las causas nombradas, la causa documentada más común es simple: una mujer quiere quedar embarazada tanto que se convence mentalmente de que está embarazada. Pero aun así hay muchas razones por las que no podría estar embarazada, incluida la infertilidad o simplemente porque está llegando a la menopausia. De hecho, muchas mujeres a punto de entrar en la menopausia pasarán por algún tipo de depresión que puede conducir a un embarazo falso.

Cuando una mujer sufre de embarazo psicológico, se desarrollará como lo haría durante un embarazo regular; comenzando con cosas como náuseas matutinas y frecuencia al orinar y luego se convertirá en senos hinchados y doloridos y, finalmente, en un vientre hinchado y la apariencia de estar embarazada. La única diferencia es que no hay un bebé real ni trabajo de parto, sino posiblemente la sensación de estar en trabajo de parto.

Signos del embarazo psicológico

La mayoría de las mujeres que sufren un embarazo psicológico falso realmente creen que están embarazadas porque experimentan los mismos signos del embarazo. Los signos de un embarazo psicológico son los mismos que los de un embarazo típico, tales como:

  • Pérdida de los periodos menstruales.
  • Vientre hinchado.
  • Aumento de peso.
  • Micción frecuente.
  • Cambios en la piel y el cabello.
  • Senos hinchados.
  • Sensaciones de movimiento y contracciones fetales.
  • Náuseas matutinas.

Adicionalmente, estar generalmente incómoda es también un signo muy común. La única forma de asegurarte de que no estés realmente embarazada es realizar pruebas y completar un examen físico.

Pruebas para determinar un embarazo psicológico

Pruebas para determinar un embarazo psicológico

Dado a que el embarazo psicológico imita todos los detalles del embarazo típico, es importante que un médico se asegure de que en realidad sea un embarazo psicológico y no real. Las mismas pruebas para confirmar un embarazo real se realizan para diagnosticar un embarazo falso.

Estas pruebas comienzan con un examen físico que incluye un examen pélvico para determinar si ha habido algún tipo de concepción. Luego se completa con un análisis de orina para verificar los hallazgos. Un análisis de orina generalmente será negativo a menos que la mujer sufra de una enfermedad como un cáncer muy raro que libera las mismas hormonas que el embarazo.

La ecografía es otra prueba que determinará si un embarazo es verdadero o falso. Esto no mostrará, en el caso de un embarazo falso, que no hay feto, pero en algunos casos graves, el ultrasonido puede mostrar un ablandamiento del cuello uterino, tal como lo haría en un embarazo verdadero. Una ecografía es la única prueba que es capaz de refutar o aprobar al 100% un embarazo.

¿Cómo tratar un embarazo psicológico?

El embarazo, ya sea verdadero o falso, es un momento emocionante para una futura madre. Para aquellas que realmente están embarazadas, disfrutan los 9 meses que tienen para relacionarse con su bebé nonato, preparar una niñera y prepararse para ser madres.

Dicho esto, quienes piensan y sienten que están embarazadas también sienten la misma emoción durante los 9 meses. Estarán ansiosas por criar a su bebé en su hogar, verlo tomar su primer baño, dar sus primeros pasos y crecer como un niño típico.

Ahora solo falta que la mujer descubra que lo que siente, lo que espera, no va a suceder. Todo está en su cabeza. Ahora imagina ser el portador de esta noticia e intentar tratarla; sabiendo que la mujer tenía esta emoción acumulada solo para que al final todo sea falso.

El tratamiento de un embarazo psicológico es muy difícil ya que es una situación delicada, no es necesariamente un problema médico, sino más bien un problema psicológico, donde los síntomas pueden durar desde unas pocas semanas hasta los 9 meses completos, e incluso años.

Signos del embarazo psicológico

Después de que un médico haya comprobado el hecho de que se trata de un embarazo psicológico, realizará algunos exámenes psicológicos para asegurarse de que no haya una afección psicológica o neurológica subyacente. Después de esto, proporcionarán terapia psicológica y apoyo emocional, ya que son la única forma de tratar un embarazo psicológico.

Es importante ayudar a una mujer a comprender y hacer frente a los factores que llevaron al embarazo psicológico, aunque a menudo las mujeres irán a otra clínica para verificar que sea cierto obteniendo una opinión diferente. Lo mejor es no insistir en decirle que no está embarazada, sino simplemente enviar los resultados del laboratorio y luego dejarla llegar gradualmente a la conclusión correcta.

Dejar un comentario