6 Mejores Recomendaciones para Cumplir Exitosamente la Dieta para Embarazadas

Cuando una mujer realiza una dieta para embarazadas es totalmente normal que la misma experimente diversos cambios en sus hormonas, y esto combinado a los factores que pueda necesitar en cuanto a nutrición hacen que sean realmente importantes los hábitos alimenticios durante el embarazo.

Tiempo antes de que la mujer quede embarazada y en las distintas  etapas del embarazado se precisa de cumplir con unas exigencias nutricionales enérgicas y micronutritivas precisas que beneficien tanto a la mujer como al bebé que está en el vientre. Por lo tanto es crucial ponerle cuidado a la manera en la que se alimenta en una dieta para embarazadas.

También se debe controlar la cantidad de peso que se aumenta a medida que va transcurriendo el embarazo, la cantidad de peso ideal que se ha de incrementar ha de estar rondando mínimos los 10 kilogramos y máximo 12 kilogramos.

Cuando la mujer embaraza  aumenta de peso considerablemente, sobrepasando los límites, puede hasta correr peligro ya que es más propensa a contraer diabetes gestacional y a ser obesa, hasta el punto de que el mismo feto puede llegar a ser obeso.

dieta para embarazadas

Por lo general es complicado tener un control en la alimentación de las embarazadas para eso surgen la dieta para embarazadas, ya que durante la etapa de gestación las mujeres suelen tener muchos antojos por diversos alimentos y el acto de comer compulsivamente se convierte prácticamente en algo completamente normal, sin embargo esto se puede contrarrestar un poco si en vez de comer muchos alimentos dañinos y poco saludables, ingieres alimentos que sean sanos, ya que es muy diferente tomar de merienda varias galletas dulces con un vaso de bebida achocolatada, que una rebanada de pan con una taza de café.

Y en caso tal que sean inevitables tus ganas de comer comida con la cual haya más posibilidades de engordar, lo ideal es que la consumas en cantidades muy mínimas para que así no te desfavorezca.

Es fundamental tener una dieta para embarazadas que sea apropiada porque así no afectará negativamente a la embarazada ni al bebé próximo a nacer.

Una dieta para embarazadas es crucial que sea sana y equilibrada

Muchas mujeres al quedar embarazadas piensan que hacer una dieta para embarazadas es un poco complicado, pero en realidad no lo es, y mucho menos lo será para aquellas que ya han realizado dietas anteriormente. Hacer dieta es mucho más sencillo de lo que aparenta ser.

Todo se centra básicamente en consumir los ingredientes que sean saludables y no comer siempre lo mismo, sino hacer menús variados para el transcurso del embarazo.

Una gran manera de realizar una dieta para embarazadas efectivas es utilizando como referencia la pirámide alimenticia, en donde los alimentos que más se deben consumir son los cereales integrales tales como el arroz, pan y pasta, ya que brindan más hidratos y también las frutas (frescas y secas), verduras y legumbres.

En cambio, se recomienda consumir en cantidades más reducidas las carnes, pescados, lácteos y los aceites de origen vegetal, y cuando se vaya a cocinar un alimento que se haga preferiblemente hirviéndolo, al vapor o en la plancha.

Y cuando se trata del azúcar, no se deben consumir muchos alimentos que la contengan, como el cereal refinado (pastas blancas, arroz blanco, panes blancos), la carne roja, embutido.

Y de una manera generalizada, evitar el consumo de todos aquellos alimentos con grandes cantidades de calorías pero que a la vez no nutren para nada, como las bebidas gaseosas, los bollos, chocolates, caramelos, helados, quesos con mucha grasa, salsas, zumos con ingredientes artificiales, golosinas, entre otros.

Con tener en cuenta estos aspectos ya estarás comiendo saludablemente durante el embarazo, podrás controlar tu peso y nutrirás tanto a tu organismo como el del bebé de tu vientre. Y si tienes la posibilidad de realizar actividad física esto beneficiará muchísimo más a ambos.

dieta para embarazadas

Consejos para hacer adecuadamente la dieta para embarazadas

Realiza un desayuno completo

Para mantener un control del peso mientras la mujer está embarazada, se recomienda comer más, a pesar de que es algo que puede parecer completamente contradictorio. Sin embargo sólo se sugiere comer bastante en la primera comida del día, es decir en el desayuno ya que ésta es la comida que más importancia tiene debido a que de la misma es de donde el cuerpo recibirá la energía necesaria para empezar el día.

El desayuno idóneo para la mujer embarazada está basado en una taza de yogurt o leche, una ración de cereal o algún otro alimento que aporte carbohidratos como los panes, las tostadas o galletas, además también se debe consumir una ración de frutas, alrededor de tres semillas como las nueces, avellanas o nueces y un vaso de jugo o agua.

Hacer 6 comidas al día

La percepción del hambre y satisfacción está centrada en diversos estímulos de la química y los nervios. Lo recomendable sería establecer una especie de igualdad entre estas dos porque así se puede evitar tener mucha hambre a lo largo del día y comer porciones muy grandes de comida.

Incluso hasta se ha comprobado que aunque se consuma igual cantidad de calorías diariamente, engorda menos la persona que las distribuye en varias comidas que aquella persona que las concentra en pocas comidas al día.

Así que, para la mujer embarazada lo ideal es que consuma 6 comidas al día, las cuales serán las siguientes: desayuno, merienda a mitad de mañana, almuerzo, merienda a media tarde, cena y luego la merienda final.

Consumir alimentos con pocas calorías

Para evitar el aumento excesivo de peso durante el embarazo se precisa de seleccionar alimentos que no aporten muchas calorías al ser consumidos, específicamente aquellos que no contengan muchas calorías y se puedan consumir en cantidades elevadas. Un gran ejemplo de alimentos que no contienen alto índice calórico son las verduras y las frutas y a la vez son buenas fuentes nutritivas.

Comer fibra

Estabilizar los niveles de glucosa en la sangre es crucial para controlar el peso durante el embarazo, y una de las formas de mantener un control en la glucemia es consumiendo fibra, por ende es esencial que en los platos de comida siempre haya al menos un poco de fibra, la cual contribuirá absorbiendo los carbohidratos.

dieta para embarazadas

El agua en abundancia

Cuando una mujer está embarazada es fundamental que tenga un nivel hídrico apropiado, ya que al tener a un bebé formándose en su vientre los requerimientos de líquido del organismo serán mayores. Para esto lo mejor es beber agua muchas veces al día, y lo mejor de todo es que es un líquido que no te aportará calorías.

Cantidades pequeñas pero variadas

Una equivocación común es eliminar completamente ciertos alimentos de los platos de comida por el simple hecho de que engorden. Y sí es positivo preferir consumir alimentos que no tengan muchas calorías, sin embargo los carbohidratos deben ser la base de todo menú ya que son los que aportan energía al cuerpo, por lo tanto es necesario que en el plato de comida haya pan, pasta o cereal. Otro grave error es evitar completamente el consumo de grasas, ya que hay ciertas grasas que son beneficiosas, como por ejemplo la grasa del pescado.

Dejar un comentario