¿Sabes Por Qué Debes Aprender a Decir que No?

Por lo general las personas no saben decir que no y suelen sucumbir ante peticiones de terceros ya que se les dificulta un poco la negación ya que siente que si se niegan se verán como egoístas y les da temor la reacción de la otra persona.

Por lo tanto, al responder que no ante una petición de otra persona puede generar que la otra persona se sienta disgustadas hasta el punto de criticarnos y dejarnos a un lado, sin embargo, no todo el tiempo se puede decir que sí, de hecho hay ocasiones que es necesario negarse hasta por el hecho de respetarse y valorarse uno mismo ante las demás personas.

Es crucial tener en cuenta que decir que no está directamente asociado con el autoestima de la persona, por lo tanto las personas que cuentan con un autoestima baja y no confían en sí mismos, por lo general tienen nervios al socializar con los demás y por ende prefieren seguir la corriente y aceptar lo que le pidan.

La razón de que hayan personas así puede deberse a que tienen padres que son dominantes y por lo tanto educaron a sus hijos de manera tal que sean muy obedientes y serviciales, y esto puede hacer que el autoestima disminuya y dependa de las acciones que realices para otras personas. Esto puede convertirse en un círculo vicioso y las personas de tu alrededor siempre estarán a la espera de que cumplas sus peticiones.

 Por qué es complicado decir que no

Cuando no te sientes capaz de negarte ante una petición, puede generarte estrés, irritabilidad e inclusive hacer que gastes demasiada energía, por lo tanto es importante que pienses muy bien y analices los diferentes factores antes de decirle que sí a alguien.

Lo principal es ser asertivo

Existen ciertas aptitudes sociales las cuales se van entrenando a lo largo de la vida, y en estas a la vez hay un total de tres comportamientos sociales los cuales son: el pasivo, el asertivo y el agresivo. Por supuesto el comportamiento adecuado es el asertivo, ya que es muy neutral y le brinda respeta a las dos personas que están interactuando entre sí, lo que brinda sin lugar a dudas un ambiente más ameno para socializar.

En cuanto al comportamiento agresivo, no respeta los derechos de las otras personas y pasar por encima de ellos para hacer cumplir sus propios derechos, y el pasivo permite que le incumplan sus derechos y hace prioridad el derecho de las demás personas dejando los suyos de últimos. Por lo tanto, el asertivo es el punto medio, ya que respeta a ambas partes, esto hace que responder de manera asertiva sea la manera adecuada y con la que podrás conseguir lo esencial que es saber que decir que no y aun así pode conservar una buena relación con la otra persona, siempre y cuando la otra también sea asertiva.

Si eres asertivo, podrás conversar de una mejor manera con los demás, inclusive podrás tener hasta un control al establecer con una persona pasiva o agresiva, sin importar lo complicado que pueda llegar a parecer.

¿Por qué es complicado decir que no?

Son diversos los aspectos que pueden influir en este tema. El principal es que puede que tu comportamiento tienda a ser pasivo, sin embargo esto no significa que seas pasivo en todas las ocasiones. También ocurre que las características de tu personalidad no contribuyen a decir que no, esto suele suceder cuanto eres tímido, prefieres evitar los problemas, eres dependiente, nervioso o ansioso.

También pueden influir enormemente las experiencias que hayas vivido previamente, ya que puede que por decir que no hayas tenido malos entendidos con otras personas y por ende prefieres decir que sí para evitarlos.

Aunque el motivo más destacado y que está relacionado con los motivos expuestos anteriormente, son los problemas en cuanto a las habilidades sociales, las cuales se van aprendiendo a medida que se vive, ya sea al observar, vivenciar, por instrucciones de los padres, etc., pero la realidad es que en la mayoría de los casos el aprendizaje obtenido de estas habilidades no está completo. De hecho se ha determinado que las personas que presentan déficit de habilidades sociales tienden a tener más dificultades al decir que no a una petición.

Como aprender a decir que no

La importancia de decir que no

Saber decir que no es crucial para todas las personas, porque de esa forma podrás desarrollarte tanto sana como positivamente, además saber negarse ante peticiones de otros significa que tus objetivos, necesidades, motivaciones, etc., no estarán bajo el sometimiento y silencio por sucumbir ante otras personas.

Aprender a decir que no debería ser algo fundamental en la vida de toda persona ya que así se pueden construir como seres autónomos que pueden tomar sus propias decisiones sin someterse ante los demás. El hecho de ser libres como personas, de poder escoger lo que deseen, ser consciente teniendo al mismo tiempo los pies sobre la tierra, y poder hacer lo que se te venga a la mente, todo esto es posible sabiendo decir que no.

Decir que no también te permitirá poner límites, infundir respeto hacia ti mismo, fijar distancias, entre otros. De hecho, desde el primer momento de nuestras vidas que decimos ‘no’, ya estamos abriendo puertas hacia la independencia y se empieza a descubrir uno mismo de manera tal que te sientes capaz de rechazar lo que consideres que lo que los demás te exigen no es lo que quieres.

La importancia de decir que no

Por lo tanto, saber decir que no forma parte del establecimiento de límites en diversos ámbitos, tanto en el profesional como en el personal. Y aunque a los límites se les resta importancia, no debería ser así sino todo lo contrario ya que estos están relacionados con lo que eres como persona y determinar lo que eres capaz de hacer cuando te encuentras ante ciertas situaciones.

Cuando decimos que sí para no tener mal entendidos y quedar bien con la otra persona, no te estás respetando a ti mismo y estás generando que la otra persona tampoco re respete, por lo tanto es crucial que te cuestiones hasta dónde es tu límite para complacer a las demás personas en cuanto a lo que quieren.

 

Dejar un comentario