Los 6 Síntomas más Comunes de la Apendicitis

El apéndice es uno de los órganos que menos atención recibe de las personas, llegando a pasar hasta desapercibido y los pocos que sí lo conocen es porque probablemente sufrieron de apendicitis algunas vez en sus vidas.

El apéndice es un órgano de diminuto tamaño que posee una forma similar a la de un tubo o una bolsa, el mismo se encuentra incorporado a la zona inicial de intestino grueso. Se ubica en la zona baja derecha del abdomen y por lo general su tamaño se encuentra entre los 8 cm. de largo y 6 milímetros de diámetro.

El apéndice se trata de un órgano vestigial, lo que significa que a medida que el ser humano ha ido evolucionando, éste ha ido perdiendo sus funciones convirtiéndose en un órgano que no es vital.

Peligros de la apendicitis

La función del apéndice se centra más que todo en cuanto a lo inmunológico, sin embargo es un órgano sin el cual puede vivir el ser humano sin ningún tipo de complicaciones.

La apendicitis se basa en que se inflama el apéndice del intestino, afectando a la mucosa, la capa de los músculos y el tejido linfoide. Es una afección un tanto dolorosa ya que cuando se presenta genera molestias en la zona inferior derecha del abdomen, no obstante, son muchos los casos en los que éste dolor se presenta primeramente en el ombligo y luego se va desplazando hacia la zona mencionada anteriormente, cada vez que la inflamación aumenta el dolor también se incrementa pudiendo llegar a un nivel de gran severidad.

Todas las personas sin importar la edad están propensas a padecer de apendicitis, sin embargo hay una mayor probabilidad en las personas que tienen entre 10 y 30 años de edad, el motivo de esto no ha determinado aún con exactitud. Asimismo, los de género masculino tienen más riesgo de que se les presente la apendicitis.

La gravedad de la apendicitis no es que el apéndice se inflame, en realidad lo grave es que dejes que la afección evolucione ya que esto puede ocasionar necrosis en el apéndice y por ende éste procederá a pudrirse dentro de tu cuerpo. Cuando esto ocurre, conlleva a otra gran complicación que deberá ser tratada a la brevedad posible, ya que se genera la peritonitis y la vida del paciente se encontraría en peligro.

Causas de la apendicitis

En la gran mayoría de los casos, no se puede determinar por qué la persona tiene apendicitis, inclusive hasta el simple hecho de que una porción pequeña de heces bloquee la entrada del apéndice hace que éste se inflame. Por lo tanto, la apendicitis principalmente es producida porque se obstruye la abertura del apéndice, es decir el tubo que se encuentra en el interior de éste órgano. Entre las principales causas de esta afección se encuentran:

Cuerpos extraños

Así como sucede en el caso de las heces que pueden obstruir la abertura del apéndice y generar la apendicitis, lo mismo puede ocurrir con algún cuerpo extraño que hayas comido y que sea de un tamaño considerable como para poder bloquear la luz del apéndice.

Tumores

Aunque son una causa muy poco frecuente cuando se trata de apendicitis, sí se han dado casos en los que esta afección es generada por tumores que por lo general se encuentran en el mismo apéndice o en el colón.

Heces fecales

 

Es uno de los motivos que con mayor frecuencia provocan la apendicitis. Se sabe que mediante el intestino grueso se trasladan todas las heces para llegar al ano y ser expulsadas, en ese trayecto existe la posibilidad de que una parte de las heces obstruya la abertura del apéndice.

Causas de la apendicitis

Parásitos

Hay microorganismos o parásitos capaces de producir apendicitis, ya que estos pueden bloquear la luz apendicular o provocar directamente la inflamación del apéndice. El microorganismo que más suele estar relacionado con los casos de apendicitis es la Yersinia.

Hiperplasia de folículos linfoides

Esta es una de las causas más comunes, los folículos linfoides del apéndice cumplen sus funciones al igual que las amígdalas, por lo tanto en caso de infección como producto de microbios, éstas proceden a inflamarse, aumentar su tamaño y a obstruir la abertura.

 Síntomas de la apendicitis

  • Dolor característico de la apendicitis: El apéndice es un órgano que para el cerebro es difícil de hallar, por lo tanto cuando se presenta la apendicitis, al cerebro se le dificulta determinar el lugar en donde se está produciendo la inflamación, motivo por el cual en las primeras horas en que se empieza a padecer de apendicitis el dolor se ubica en la zona del ombligo y hasta a la misma persona que lo padece se le hace difícil especificar en qué lugar es el que le duele.
  • Dolor en el abdomen: Luego de tener el dolor en la zona del ombligo, esta molestia se traslada a la zona inferior derecha del abdomen y ahora sí es específica la zona del dolor, este es el síntoma más usual de la apendicitis y sucede en un gran porcentaje de los casos. Cuando una persona está teniendo dolor en esa zona, lo principal es corroborar si tiene apendicitis.
  • Inapetencia: Si por lo general estás acostumbrada a hacer todas las comidas del día con total normalidad, y de repente empiezas a sentir sin apetito y prefieres eludir las comidas, entonces esto puede ser un indicio de que algo está fallando en tu estómago, y de hecho este síntoma suelen tenerlo la mayoría de los que tienen apendicitis.
  • Vómito: Sentirse mareado y con ganas de vomitar es muy común de esta afección, y son síntomas que aparecen luego de la presencia del dolor en el abdomen. No obstante, estos son síntomas muy comunes de otras complicaciones entonces es muy complicado determinar que se tiene apendicitis por estar mareado o vomitar.
  • Diarrea: Debido a que la apendicitis consta de una inflamación del apéndice, y éste se ubica en el tracto gastrointestinal, es normal que se generen problemas en el proceso digestivo. Por consiguiente, es usual que cuando se padece de apendicitis también se tenga diarrea o ganas de ir al baño con mayor regularidad.
  • Fiebre: La fiebre es una señal típica del cuerpo para manifestar que algo está fallando en nuestro organismo, y cuando se trata de apendicitis es un gran indicio de que lo mejor es que ir a donde un especialista de inmediato, aunque claro esto siempre y cuando la fiebre esté acompañada de alguno de los síntomas mencionados con anterioridad, especialmente el dolor abdominal en la zona inferior derecha.

Sintomas de la apendicitis

Tratamiento de la apendicitis

La manera en la cual en la mayoría de los casos se trata la apendicitis es mediante una intervención quirúrgica mediante la cual se extrae el apéndice, este proceso es conocido como apendicetomía.

Cabe destacar que hay diferentes tipos de intervenciones quirúrgicas para la apendicitis, ya que el especialista puede llevar a cabo a la apendicetomía mediante una incisión en la zona del vientre o hace uso de un laparoscopio para así extirpar el apéndice de una manera poco invasiva ya que se realizan cortes muy diminutos.

Si presentas apendicitis, procura ir a donde un médico lo más pronto posible ya que si dejas que esta afección evolucione, es posible que estalle el apéndice generando así otras complicaciones. Lo ideal es que el apéndice sea extirpado antes de que estalle.

Cuando se da la circunstancia de que el apéndice estalla, se hace más difícil la intervención quirúrgica y además es posible que también debas consumir antibióticos y someterte a otros tratamientos.

Dejar un comentario