12 Consejos Efectivos para Combatir la Anemia

Se debe combatir la anemia ya que es una enfermedad que se caracteriza principalmente por la poca presencia de glóbulos rojos, siendo esta una cantidad menor a la mínima que precisa el organismo. También se puede definir como la reducción de hemoglobina en la sangre.

La hemoglobina es una proteína que está conformada en su mayoría por hierro y es la encargada de darle a la sangre el auténtico color rojo que tiene. Asimismo también cumple con la función de trasladar el oxígeno a través de cuerpo por medio de los glóbulos rojos.

El hierro es un elemento fundamental para la hemoglobina, ya que este es el que hace posible el traslado del oxígeno, permitiendo así que se desarrollen las células y tejidos.

Cuando los niveles de hierro en el organismo son bajos, lo más seguro es que se presente diversos síntomas, entre sentirse fatigado gran parte del día.

Este trastorno de la salud puede afectar a las personas de cualquier edad, aunque los niños son los que están más propensos a padecerla debido a que necesitan más cantidad de hierro para poder llevar a cabo el proceso de crecimiento.

  anemia

  Causas de la anemia

  • *Poca producción de glóbulos rojos: Algunas personas presentan ciertos problemas en la salud, mayormente heredados y otros porque los adquieren por diversos motivos, tales trastornos no le permiten al organismo producir eficientemente la cantidad adecuada de glóbulos rojos.
  • Cuando la anemia no se presenta por problemas hereditarios, puede ser causada por malos hábitos alimenticios, desorden hormonal, enfermedades habituales e inclusive hasta el mismo embarazo puede generar anemia.
  • *Pérdida de sangre: Es una de los motivos más usuales por el cual las personas padecen de anemia, específicamente aquella que se produce por niveles bajos de hierro. El tiempo en el que se pierde la sangre puede ser momentáneo o puede durar un período de tiempo prolongado.
  • Las situaciones habituales en las cuales las personas suelen perder sangre son la menstruación cuando el sangrada es excesivo, sangrado interno del sistema digestivo y urinario. También se puede perder sangre en cirugías, algunas lesiones y por determinados tipos de cáncer.
  • Cuando la cantidad de sangre que se pierde es muy elevada, lo más probable es que se presente la anemia debido a la ausencia de glóbulos rojos.
  • *Alimentación: Cuando en la alimentación no están presentes alimentos que aporten cantidades suficientes de hierro, vitamina B12 y ácido fólico, es posible que la misma le impida al organismo que produzca la cantidad adecuada de glóbulos rojos que se necesitan. En la producción de glóbulos rojos también se requiere de Vitamina C y cobre.
  • No obstante, algunos trastornos que entre sus consecuencias se encuentran la dificultad para absorber nutrientes, pueden ser motivo por el cual el organismo no genere cantidades suficientes de glóbulos rojos.
  • *Hormonas: La hormona de la cual precisa el organismo en la producción de glóbulos rojos, es denominada eritopoyetina. Ésta es de gran importante dado a que es la encarga de la estimulación de la médula ósea para que la misma produzca tales glóbulos. Si el organismo tiene niveles bajos de esta hormona pueden presentar problema en la producción de los glóbulos rojos.
  • *Embarazo: Cuando la mujer se encuentra en proceso de gestación, es muy común que presente déficit en los niveles de hierro y ácido fólico debido a ciertas modificaciones que ocurren en el organismo que hacen que los niveles de glóbulos rojos disminuyan considerablemente corriendo el riesgo de generar anemia.
  • *Enfermedades crónicas: Las enfermedades como el cáncer y las renales son unas de las que genera una deficiencia en la producción de glóbulos rojos. Por ejemplo en el caso del cáncer, cuando tal enfermedad es tratada existe la posibilidad de que se lesione la médula ósea, o de que se alteren las funciones de los glóbulos rojos.

 anemia

Síntomas de la anemia

El principal síntoma que suelen presentar aquellos que padecen de anemia es la fatiga. Esto se debe a la poca cantidad de hemoglobina que se halla en la sangre y por ende no se puede oxigenar de manera correcta el organismo.

También es posible presentar síntomas como dificultades respiratorias, mareos sobre todo cuando la persona se encuentra caminando, sensación de frío en las extremidades, piel en general de un tono pálido y molestias en el pecho.

También puede perjudicar al corazón dado a que el cuerpo no está oxigenándose adecuadamente, y el corazón se ve en la obligación de producir la cantidad de oxígeno que falta, trabando así más de lo debido. Es muy probable que se generen soplos, arritmias, incremento en el volumen del corazón y en el peor de los casos, infarto.

anemia

Recomendaciones para combatir la anemia

 

La principal manera para combatir la anemia de forma natural y fácil es por medio de la alimentación equilibrada y saludable, así las personas pueden mejorarse de la enfermedad sin la necesidad de recurrir a los medicamentos o hasta a intervenciones quirúrgicas.

 

  1. Procura ingerir alimentos que aporten hierro del tipo hemo, el cual se puede encontrar en los alimentos de origen animal como en la carne, el pescado y mariscos. Aunque el hierro del tipo no hemo no es tan importante, también debe estar incluido en la dieta dado a que es aportado por los granos, frutas y vegetales. La diferencia del hierro hemo y del no hemo es que el último es absorbido de una forma más lenta por el organismo.
  2. Incrementa las porciones de alimentos como los frutos secos, semillas carnes rojas, huevos, mariscos ya que son buenas fuentes de hierro.
  3. Consume lo menos posible los alimentos que interfieren en la absorción del hierro haciendo que ésta se ralentiza, tales como el café, el té, la leche.
  4. Procura no ingerir alimentos que contengan aditivos que pueden obstruir la absorción del hierro como las bebidas alcohólicos, los helados, chocolates y bollería en general.
  5. Siempre ten en cuenta que la vitamina C, la fructosa, el ácido cítrico y las proteínas son elementos que optimizan la absorción del hierro.
  6. Ten una alimentación variada en la que siempre esté presente un tipo de carne, almejas, mejillones, legumbres, frutas secas y verduras.
  7. Limita el consumo del pan integral y de los alimentos que contengan altas dosis de fibra.
  8. Ingiere alimentos que sean fuente de vitamina C como las naranjas, kiwis, limones y fresas.
  9. Incluye más cantidad de alimentos que en cuyo contenido se encuentre el ácido fólicos, como el brócoli, la banana.
  10. Cuando comas legumbres es recomendable que las acompañes con papa o arroz para que así se puedan fortificar las proteínas que ofrecen.
  11. Realiza ejercicios que no requieran de mucho esfuerzo físico, las mejores opciones son el yoga, la meditación y caminar.
  12. En tus platos de comida trata de que siempre haya carne o pescado y un alimento de origen vegetal, ambos grandes fuentes de hierro.

 

Tags:

Dejar un comentario