Pastillas para dejar de fumar

Pastillas para dejar de fumar

Las pastillas para controlar el hábito de fumar contienen diversos medicamentos que ayudan a una persona que desea abandonar este hábito a poder lograrlo. Este tipo de pastillas no causan adicción y su función es diferente al empleo de chicles y parches. Entre otras características, podríamos decir que, en general, estas pastillas ayudan a eliminar el ansia por consumir productos de tabaco.

pastillas-para-dejar-de-fumar

Aquí te presentamos otros beneficios que otorga el ingerir este tipo de pastillas:

  • Combaten los diversos síntomas de abstinencia, que pueden manifestarse de diferentes formas en cada persona.
  • Evitan la recaída en el hábito o vicio de fumar tabaco.

Sin embargo, las pastillas son sólo una parte en lo que respecta a dejar definitivamente el tabaco; te comentaremos más adelante algunos trucos para dejar de fumar, pero debe quedar claro que si no se cuenta con voluntad, con un compromiso sincero y no se establece una fecha precisa para dejarlo, será prácticamente imposible el abandonarlo. Si lo crees necesario, busca el apoyo de amigos, familiares o, bien de algún asesor, médico o grupo de apoyo.

Pastillas para dejar los cigarrillo

Antes de comenzar a tomar pastillas para dejar el hábito de fumar, lo mejor es acudir con un médico para que te recete el mejor tratamiento que te ayudará a olvidar este hábito. Para los siguientes medicamentos en forma de pastilla que te ayudarán a dejar el cigarro se necesita receta médica:

Zyban para dejar de fumar

♦ Bupropión (Zyban)

Zyban es uno de los nombres de marca que tiene el Bupropión. Este medicamento es un antidepresivo que, como mencionamos anteriormente, sólo se obtiene con receta médica; el cual ayuda a reducir lo diversos síntomas de abstinencia que pueden presentarse tras dejar de fumar de manera repentina.

El bupropión suele ingerirse en  una o dos dosis de 150 mg al día. Lo que hace es eliminar y atenuar los efectos de los agentes químicos más adictivos que contiene el tabaco (como la nicotina) y que afecta, entre otros órganos, al cerebro.

No obstante, el ingerir bupropión tiene algunas contraindicaciones. No se puede ingerir este medicamento si:

-Ha recibido alguna lesión en la cabeza recientemente.

-Si presenta o ha presentado cirrosis.

-Si sufre de convulsiones o epilepsia.

-Si consume alcohol regularmente.

-Si sufre algún trastorno bipolar.

♦ Vareniclina (Chantix)

Chantix es el nombre de marca de la vareniclina. Este es un medicamento que también necesita de receta y fue especialmente creado para ayudar a las personas a dejar de fumar. La vareniclina obstruye los receptores del cerebro que perciben la nicotina. Principalmente, disminuye los efectos del tabaco, así como los distintos síntomas de abstinencia que puede presentar el organismo. La dosis usual de este medicamento es de .5 mg por día y el tratamiento suele durar entre 3 y 4 meses. Sin embargo, este tipo de pastillas no se recomiendan para personas que sufran de alergias, migraña, o anorexia.

pastillas-para-dejar-de-fumar-clodina

♦ Clonidina

Este medicamento es el menos recetado de los tres que hemos mencionado hasta el momento. En un principio, la clonidina era un medicamento indicado para ayudar a combatir la alte presión arterial; sin embargo, posteriormente se descubrió que contaba con efectos sobre el sistema nervioso y, principalmente, sobre el cerebro. Estos efectos son los que ayudan a los fumadores a reducir los efectos del síndrome de abstinencia.

¿Como dejar de fumar?

Abandonar los cigarrillos puede convertirse en una práctica bastante difícil de llevar a cabo y, obviamente, algo que definitivamente llevará su tiempo; sobre todo por el síndrome de abstinencia, en el que tu cuerpo resentirá la falta de los elementos que se encuentran en el tabaco.

trucos para dejar de fumar

Trucos para que dejes de fumar

El dejar de fumar debe de ser más que una simple práctica, una actitud cotidiana, por eso cada día que te levantes recuerda que has decidido dejar de fumar; y recuerda el porqué y por quiénes abandonarás los cigarrillos. Piensa esto: cada día que transcurra sin que fumes representará una importante victoria.

Después de un tiempo que dejes este mal habito del cigarrillo comenzarás a sentir “ansias”; eso es la respuesta normal de tu organismo, parte del síndrome de abstinencia, por ello te presentamos estos consejos para que el dejar de consumir cigarrillos sea lo más fácil posible:

  1. Si consideras que has probado de todo y no esta funcionando ti ya que tienes muy arraigado el habito de fumar a diario, te aconsejo ir poco a poco ya que lo primero que debes hacer es comenzar a disminuir la frecuencia con la que fumas, es decir si antes fumabas a diario, proponte disminuir ese consumo, y hacerlo inter diario por 1 mes, luego 2 veces a la semana el siguiente mes, luego 1 ves a la semana y asi ir disminuyendo tu consumo, de manera que tu organismo se vaya desintoxicando poco a poco, pero nunca bruscamente ya que si lo haces así , siempre tendrás la ansiedad de volver atrás, por ello ponte objetivos que puedas cumplir poco a poco.
  2. Pon una fecha para dejar completamente el cigarro y hazlo, sin excusas. Probablemente el 90% de lo necesario para dejar de fumar se encuentre en la fuerza de voluntad individual. No importa si sólo es un cigarrillo o una calada, trata de alejarte completamente del tabaco y verás cómo en poco tiempo ya no sentirás esas “ansias” y quizá ya ni te acuerdes de él.
  3. Realiza alguna actividad física con regularidad, esto te ayudará a liberar el estrés y combatir el ya  mencionado síndrome de abstinencia, ademas que acelera el proceso de desintoxicación ya que con el ejercicio se eliminan muchas de las toxinas del cuerpo. Por ejemplo, puedes inscribirte en un gimnasio para ir por la mañana antes de salir a la escuela o trabajo; o bien, puedes salir a correr también por la mañana o la noche.
  4. Una vez que ya tengas en practica lo antes mencionado,  busca deshecha todos los cigarros que tengas en tu casa o cualquier cosa que se relacione con tu hábito de fumar, del mismo modo evita estar en ambientes donde huela a cigarro, o cerca de las personas que fuman, ya que eso sera una tentación para nuevamente volver a fumar.
  5. Cuando desees comenzar a fumar de nuevo, cuando sientas que ya no lo soportas y que un cigarrito más no te hará daño, piensa en tu salud y sobre todo en tu familia (si hubieran niños con mayor razón debes evitar el fumar ya que perjudicaras su salud) y en las verdaderas intenciones por las que quieres dejar de fumar.
  6. Mantente positivo, nadie puede decir que dejar de fumar sea fácil, menos si es un hábito (o vicio) que has realizado durante mucho tiempo; pero no por ello debes de tomar el dejar de fumar de una manera negativa; ya que esto, en vez de ayudar, te perjudicará drásticamente. Cada cigarro que no fumas es un triunfo para tu estado de salud y para el bienestar de las personas con las que convives y que te aman.
  7. Comprar cigarros es un gasto innecesario; cuando comiences a dejar de fumar puedes ahorrar ese dinero, o bien, darte otros gustos, como comprar algo que deseabas (obviamente nada que tenga que ver con el tabaco u otro vicio perjudicial para ti) o, incluso, puedes invertirlo; lo que resultará más provechoso a la larga.
  8. Intenta beber bastante líquido (excluyendo al alcohol), esto ayudará a que tu cuerpo se desintoxique, eliminando las toxinas que ingresaban a él cada que fumabas un cigarrillo. Además, tu hígado y tus riñones te lo agradecerán.

 En resumen:

1. Has frecuentemente ejercicios para mantenerte en forma.
2. Evita las situaciones desencadenantes.
3. Consigue apoyo de amigos, familia o algún profesional.
4. Motivate experimentando cosas nuevas, sabores nuevos.

Como consejo final te recomiendo busques apoyo para dejar de fumar y evites las situaciones que te inciten a fumar nuevamente.

¿Coméntanos que es lo que te ha funcionado para dejar de fumar?

2 Comments

  1. psicologo asturias Agosto 18, 2016

Dejar un comentario