La miel de abeja

miel-de-abeja

La insustituible miel de abeja

La miel de abeja se origina en las flores cuando la abeja obrera extrae su néctar, después de almacenarlo por un periodo de tiempo en su buche este por un proceso químico de enzimas se convierte en miel que luego es regurgitado en los panales.

La miel de abeja para el consumo humano es muy buena ya que tiene la propiedad de digerirse con facilidad y no irritar el sistema digestivo.

La miel de abeja es un alimento propicio para los humanos ya que contiene vitaminas y minerales necesarios para la subsistencia así como también para la energía. Las vitaminas que podemos en encontrar en esta  deliciosa glucosa son: la vitamina B, C y D, así como la roboflavina, niacina y tiamina. También los minerales como calcio, magnesio, hierro, potasio, fosforo, sodio y zinc.

Una de las características que debemos tener en cuanta, si queremos saber el valor nutricional de la miel, es saber que cuanto más oscura sea su textura, más valor nutritivo y más elevado porcentaje de minerales.

Propiedades curativas de la miel de abeja

La miel de abeja se puede utilizar como un gran energizaste, un cicatrizante, ideal apara la curación de ulceras y un buen reconstituyente de glóbulos rojos. La miel es buena también para las vías respiratorias del ser humano, y la buena circulación de la sangre, quemaduras y un buen funcionamiento del sistema nervioso.

propiedades de la miel de abeja

Tratamientos con miel de abeja

  • Si una persona sufre de insomnio se le puede suministrar una cucharadita de miel de abeja todas las noches, antes de acostarse.
  • Para las ulceras ya mencionadas o gastritis se pueden das el ayuno diario.
  • Se puede utilizar dos veces por día en caso de gripe o malestar a casusa del frio.

Recuerde que la miel de abeja tiene un alto porcentaje nutritivo, un buen reconstituyente natural y es un energizaste poderoso para nuestro organismo.

Dejar un comentario