¿Cómo afectan nuestra salud los triglicéridos?

Los triglicéridos

trigliceridos

Son un tipo de grasa (lípidos), que viaja a través de la sangre. Una parte deriva de la grasa que consumimos de los alimentos y la otra la produce el hígado, que convierte en triglicéridos otros elementos de la dieta. El cuerpo humano utiliza los triglicéridos para generar energía y, si hay exceso, los almacena como grasa. Pero, ¿Cómo afectan nuestra salud los triglicéridos?

En adultos, se considera normal un valor inferior a 150 mg/dl. Para que el resultado sea fehaciente, la muestra de sangre debe tomarse con por lo menos 12 horas de ayuno. A partir de 150 mg/dl, se considera que los trigliéridos están elevados (hipertrigliceridemia), y si exceden de 200 mg/dl, está comprobado que hay riesgo de enfermedades cardiovasculares. A partir de 500 mg/dl, además, pueden generarse patologías graves como pancreatitis aguda.

¿Los triglicéridos se relacionan con el colesterol?

Los valores altos de triglicéridos en la sangre se pueden vincular con niveles altos de colesterol LDL (“malo”), y niveles bajos de colesterol HDL (“bueno”).  Esto perjudica a las arterias, puesto que estimula el desarrollo de la arteriosclerosis, enfermedad que se manifiesta por el desarrollo de placas dentro de las arterias, que terminan por obstruirlas, originando un infarto de miocardio.

Trigliceridos niveles

Causas de la hipertrigliceridemia

Se origina por dos tipos de causas, que pueden confluir en un mismo paciente.  Puede ser hereditariao causada por otras enfermedades como la diabetes, por una dieta rica en azúcares y grasas, la toma de determinados medicamentos, el consumo excesivo de alcohol o la falta de actividad física.

Tratamiento para hipertrigliceridemia

Seguir una alimentación sana y realizar actividad física constantemente mejorara tu salud, ya que funcionaran como remedios caseros a la hora de ponerlos en práctica, pero si los triglicéridos están muy elevados para el momento del diagnóstico, el doctor prescribirá cierta medicación para reducir los niveles de triglicéridos en sangre.

Recomendaciones para hipertrigliceridemia asociada a la obesidad o al síndrome metabólico

  1. Reducir las porciones de comida de acuerdo a la dieta indicada por el médico.
  2. Eliminar los alimentos ricos en azúcar, como la pastelería o los helados,  refrescos o zumos de frutas.
  3. Consumir verduras, frutas, frutos secos, legumbres o pan, en las cantidades señaladas por el médico que faciliten la reducción de peso.
  4. Disminuir el consumo de carnes rojas a máximo dos veces a la semana, sustituyéndolas por pollo, pavo sin piel o conejo.  Eliminar los alimentos grasosos, como chorizo, salchichón, mortadela, entre otros.
  5. Limitar los huevos a dos veces a la semana y elegir los lácteos desnatados (leche, yogures o quesos).
  6. Consumir mucho pescado (mínimo tres veces a la semana), rico en omega 3.
  7. Cocinar los alimentos a la plancha, al horno o hervidos, evitando las frituras y usando poca sal.
  8. Consumir aceite de oliva para cocinar y aderezar los alimentos.
  9. Evitar el consumo de alcohol y cigarrillos.
  10. Realizar ejercicio físico regularmente. Caminando una hora diaria se reducirán significativamente los triglicéridos y el exceso de peso.

Recomendaciones para hipertrigliceridemia relacionada a la diabetes.

  1. Seguir las recomendaciones y tratamiento para la diabetes indicado por el médico.
  2. Mantener un peso adecuado,  de acuerdo a la edad, sexo y estatura.
  3. Acostumbrarse a ver en la etiqueta de los alimentos cuantos carbohidratos contienen. Excluir de la dieta los alimentos ricos en azúcar, como la miel, la pastelería,  los helados, los refrescos o los zumos de frutas.
  4. Consumir verduras, frutas, frutos secos, legumbres o pan, en las cantidades fijadas por el médico.
  5. Disminuir el consumo de carnes rojas (hasta dos veces por semana), y sustituirlas por pollo, pavo sin piel o conejo.  Eliminar de la dieta alimentos muy grasosos como el chorizo, salchichón, mortadela, entre otros.
  6. Limitar los huevos hasta dos veces a la semana y elegir los lácteos desnatados (leche,  yogures o quesos).
  7. Consumir pescado mínimo tres veces por semana, rico en omega 3.
  8. Cocinar los alimentos a la plancha, al horno o hervidos. Evitarlas frituras y usar poca sal.
  9. Consumir aceite de oliva para cocinar y aderezar los alimentos.
  10. Evitar el consumo de alcohol y cigarrillos.
  11. Realizar ejercicio físico diariamente. Caminar por lo menos una hora al día ayudará a la reducción significativa de los triglicéridos,  de los niveles de azúcar en sangre y a adelgazar si hay sobrepeso.

Dejar un comentario